Los errores en la investigacion en la muerte de Viviana Haeger

El 29 de junio, toda la ciudad de Puerto Varas comenzó a alarmarse ante la desaparición de María Viviana Haeger Masse, de 42 años, madre de dos hijas y apoderada del Colegio Alemán de la ciudad.

Tras 42 días de frenética búsqueda la misteriosa desaparición dio un vuelco aún más dramático, pasadas la 18:00 horas del 10 de agosto, la puertovarina era encontrada en el entretecho de su casa y por su propio marido.

Desde ese episodio, las conjeturas que comenta la gente son innumerables, insólitas y hasta bizarras, todo esto mientras se espera la llegada de los resultados toxicológicos desde el Servicio Médico Legal de Santiago, donde se encuentran las muestras de Muerte y hallazgo de Viviana Haeger El 29 de junio, toda la ciudad de Puerto Varas comenzó a alarmarse ante la desaparición de María Viviana Haeger Masse, de 42 años, madre de dos hijas y apoderada del Colegio Alemán de la ciudad. Fluidos tomados al cuerpo de Viviana Haeger para conocer qué sustancia le produjo un síndrome asfíctico que finalmente le produjo la muerte.

En este sentido, desde la Fiscalía Regional indicaron que, por las características del examen toxicológico solicitado, los resultados pueden tardar incluso hasta seis meses en llegar, por lo que un perito en Santiago se encuentra trabajando prácticamente con dedicación exclusiva para adelantar el tiempo de espera. Además, explicaron que no se orientó la búsqueda de algún componente en particular en la sangre de Viviana –como ocurre en otros casos- sino que el campo está abierto a todas las sustancias que se puedan encontrar. Asimismo, señalaron que la semana pasada hubo una solicitud de información al SML para orientar unas diligencias de búsqueda, pero que de ello hasta el momento no hay resultados concretos. Por su parte, Jaime Anguita, el esposo de Viviana, al ser consultado sobre la fecha estimativa en que él y la familia Haeger conocerán el informe final de autopsia, manifestó “espero que sea dentro de esta semana, no nos han dicho nada aún”.

Errores en el procedimiento policial

Estupefactos, sorprendidos y herméticos, así quedó la PDI de Puerto Varas, de Puerto Montt y de Santiago, luego del hallazgo del cuerpo de Viviana Haeger en su propia casa.

Lugar donde estuvieron trabajando día y noche por más de dos semanas desde su desaparición. Ante este “fracaso” en la búsqueda y hallazgo de la puertovarina, El Heraldo Austral conversó con Francisco Pulgar, experto en criminalística de la Empresa SAV Forense, quien desde Santiago, ofreció sus servicios a Jaime Anguita, cuando habían transcurrido dos semanas desde la desaparición de Viviana. Ante los errores que se pueden cometer en una investigación, Francisco Pulgar Castillo, Cientista Criminalístico y Diplomado en Seguridad Ciudadana (U.A.H.) y en Seguridad Integral de Empresas (U.B.O.) plantea: “la tarea nuestra como unidad pericial criminalística es netamente aplicar el método científico de investigación. Existen disitintas técnicas de rastreo, una es del exterior hacia el interior, de manera concéntrica, pero eso siempre va a depender de quien lo guíe, que debe tener por lo menos una expertice”.

El profesional, con más de 10 años de experiencia en criminalística, explica que desde el 2005 existe un protocolo de investigación que incopora el rastreo del entretecho, a raíz de un parricidio y posterior suicidio, ocurrido en Melipilla. Cuando un hombre mató a su esposa y a sus dos hijos y posteriormente se suicidó en la mansarda del domicilio, luego de tres días de intensa búsqueda, finalmente, la policía encontró el cuerpo.

“Donde fue encontrado el cuerpo (de Viviana Haeger) es una de las prime- Experto en Criminalística evalúa errores en Procedimiento Policial ras diligencias que debió haber realizado la policía, ya que la experiencia y bajo los primeros antecedentes que se presentaron y encontraron en el hogar, ahí es donde debió haberse trabajado minuciosamente. Lo hago ver bajo conocimiento de causa por otros delitos de similares características como la muerte de un empresario en Rancagua, la muerte de un parricida en Melipilla, etc. que deben servir para futuros casos o procedimientos”, señala Francisco Pulgar.

Y agrega “aquí faltó un poco de minuciosidad, de experiencia con respecto al ratreo del sitio del suceso que es a lo que apelamos nosotros. Si ellos (policías) dicen que revisaron el sitio del suceso, fue una mala investigación. Ellos pueden decir que no había acceso al lugar, pero cuando uno está viendo la desaparición de una persona, tiene que agotar todos los medios, generarse hipótesis e ir liqidando esas hipótesis. Quien revisó la techumbre, qué técnica utilizó para revisar”.

Y recuerda otro hecho, en el que se cometieron errores en el procedimiento de investigación policial, ocurrido este verano. “En el caso de la muerte del estudiante de la Universidad Católica de Valparaíso, también pasó lo mismo, la Brigada de Homicidios tomó el caso y concluyó en base al protocolo de autopsia que generaba un 2,1 grado de alcohol en el cuerpo, que el muchacho cayó a un barranco de forma accidental y parte del empadronamiento concluyó que eso fue un accidente”.

“La familia nos contrató, fuimos hicimos un levantamiento físico topográfico y determinamos solamente a través de ese estudio, que la energía que requería ese joven para pasar la línea crítica de caída era de 35 metros por segundo, cosa que con 2,1 grado de alcohol en el cuerpo no podía ser factible. Esa es una investigación científica del delito propiamente tal, un trabajo profesional, serio y con la aplicación correcta del método científico”.

¿Cómo se explicaría que los policías que permanecieron tantos días en el domicilio no hayan encontrado el cuerpo?

-“Aquí hay varias hipótesis que se generaron, quién es la persona que lleva a cabo a cargo esas hipótesis, quién las va validando, con qué antecedentes se van validando. Cuando se realizan investigaciones científicas de delito aplicando la criminalística, es muy distinto a hacer trabajos donde uno aplica un poco la experticia de los años, mucha gente aquí se jacta de llevar 20 o 30 años en la institución. Eso no te da la suficiente capacidad para hacer trabajos con las técnicas actuales. Si yo a un funcionario le pegunto si conoce lo que es la cartografía forense, no va a tener idea.

¿Qué opinión le merece que el cuerpo permaneciera 42 días en esas condiciones y no se hayan percatado antes que estaba ahí?

-“Eso es mal trabajo del sitio del suceso. Cuando vi imágenes en la prensa, vi mucha gente de civil adentro de la casa, cuando uno ingresa a un sitio del suceso, todos tienen que usar, por protocolo de aplicación del método científico, el traje de bioseguridad, que son los trajes blancos, eso siempre se debe usar”. “En criminalística es lo más básico que hay y solamente los que están en el interior son peritos, no son policías, porque el perito criminalístico, el profesional criminalístico tiene otro tipo de inducción, aquí no sirve una placa o una pistola”. “Nosotros hacemos la búsqueda, todos los peritos transitan por un solo sector, se fija fotográficamente la casa, hay que cumplir un protocolo, ser lo más profesionales posibles y no caer en errores. En este caso para una Unidad Policial como la PDI con 70 años de experiencia es una pena. Porque al final se cuestiona a toda la institución y en este caso son funcionarios, no es toda la PDI.

¿Con su experiencia, cuál es su conclusión de los hechos?

-“A mí me llama mucho la atención la veracidad del llamado telefónico que recibió esta persona, el esposo de la señora Haeger. Lo otro que me llama la atención es por dónde ingresó, es la única vía de acceso al lugar por la cámara del entretecho, ¿no hay otro sector? Sería irresponsable concluir hechos sin antecedentes previos, pero por lo que he escuchado y leído en los medios de comunicación desde acá en Santiago, el sector donde estaba a pesar de ser reducido, generaba condiciones en el cuerpo que lo podían mantener”. “No obstante se contradice con lo que dice el patólogo respecto de que el periodo de descomposición es muy avanzado y ahí viene toda la duda, el cuerpo siempre estuvo ahí, la mataron y la pusieron ahí, al parecer no, porque el espacio es muy reducido. No podría concluir mientras no esté en el lugar y lo pueda ver”.

¿Qué faltó en esta investigación?

“Experticia y minuciosidad y me llama muchísimo la atención que el “grupo multidisciplinario” que viajó de Santiago que tenía el conocimiento suficiente para hacer el trabajo propiamente tal en materia de criminalística, no en materia de investigación policial, que es muy distinto. No porque llevo 35 años en la Institución voy a ser mucho más experto, no de ninguna manera”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s